MUSIC

ALBUM REVIEW: “BEDTIME STORIES”



Puntuación: 3.5 de 5.
15 DICIEMBRE 1995
por Barbar O'Dair

Después de la paliza que ha recibido en los últimos años, Madonna merece estar tremendamente loca. Y la ira herida se transmite a través de su nuevo álbum, “Bedtime Stories”, mientras elabora estrategias de supervivencia. Aunque siempre ha sido feminista más por el ejemplo que por las palabras o los hechos, Madonna parece genuinamente sorprendida por la hipócrita mojigatería de sus antiguos admiradores, lo que lleva a uno a esperar una serie de reglas mordaces. Pero en lugar de deleitarse con la conciencia elevada, “Bedtime Stories” demuestra un deseo de perder el conocimiento. Madonna todavía quiere irse a la cama, pero esta vez es para cubrirse la cabeza con las mantas.

Aún así, al hacerlo, Madonna ha creado algunos sonidos tremendamente convincentes. En su retiro del sexo al romance, ha reclutado a cuatro de los principales productores de R&B: el niño prodigio de Atlanta Dallas Austin, Kenneth “Babyface” Edmonds, Dave “Jam” Hall y Britisher Nellee Hooper (Soul II Soul), que le añaden soul exuberante y balada cremosa. Con esta impresionante colección de talentos, el disco realmente brilla. Los ritmos de graves lo empujan cuando los sentimientos más convencionales amenazan con empantanarlo. Ambos aspectos lo ponen en un terreno inteligente para las cartas.

Varias canciones, “Survival”, “Secret”, “I’d Rather Be Your Lover” (a las que Me’Shell NdegéOcello aporta una línea de bajo vibrante y un rap de jazz), son contagiosamente funky. Y Madonna hace un drive-by a sus críticos, completa con una entusiasta línea de sintetizador directamente de Dre, en “Human Nature”: “¿Dije algo mal? / Ups, no sabía que no podía hablar sobre sexo (Debo estar loca)”. Pero no necesitas que te diga que está “atraída por la tristeza” o que “la soledad nunca ha sido un extraño”, como canta en el triste “Love Tried to Welcome Me”. La moderación de su voz lo dice, desde el tembloroso y tierno “Inside of Me” hasta el sollozo en “la felicidad está en tu propia mano / Me tomó demasiado tiempo entenderlo” de “Secret”.

El disco finalmente pasa del dolor al olvido con el seductor tirón techno de “Sanctuary”. El zumbido vibrante de la canción principal (coescrito por Björk y Hooper), con su estribillo murmurado de “caigamos inconscientes, cariño”, renuncia al lenguaje por el entumecimiento. Envuelto en una gasa de canciones de amor (no correspondidas), “Bedtime Stories” dice: “vete a la mierda, todavía no he terminado”. Sin embargo, tienes que escuchar con atención para escuchar eso. El mensaje de Madonna sigue siendo “exprésate, no te reprimas”. Esta vez, sin embargo, no llega con una explosión, sino con un susurro. >>

VISITA EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ!


0 comments on “ALBUM REVIEW: “BEDTIME STORIES”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: