FOTOS

PORTFOLIOS: «REINA DEL LOWER EAST SIDE»

Un año antes en que Madonna apareciera en la televisión abierta por primera vez y declara en el programa de Dick Clark «American Bandstand» que ella «quería dominar al mundo», el fotógrafo Richard Corman hubiera dicho exactamente lo mismo. «Estaré en la cima. Dominaré el mundo. Nada podrá detenerme y pasaré a cualquiera que intente hacerlo». Ese era el mensaje. 

«A principios de Mayo de 1983 recibo un llamado de mi madre, Cis Corman. Ella es directora de casting y estaba realizando las pruebas para el film de Martin Scorsese «La ultima tentación de Cristo» y dijo que había audicionado una muchacha a la que yo debía fotografiar. ‘Es muy original, nunca conocí alguien como ella’ me dijo. Yo estaba al inicio de mi carrera y siempre buscaba sujetos carismáticos para fotografiar, así que accedí. La muchacha se llamaba Madonna y el papel para el que ella adicionaba con mi madre era para la Virgen María.

Cuando la conocí por primera vez y fui a su departamento en el n°232 de la calle 4 del Lower East Side, tuve que llamarla de un teléfono público en frente a su edificio y ella tuvo que marcarme el camino porque era un vecindario que estaba lleno de pandilleros y traficantes de drogas y no dejaban que la gente entre y salga así nada mas. Ellos la protegían. «Richard no puedes venir a mi departamento sin antes avisarme así le advierto a los chicos de abajo» me dijo.

En su edificio había un grupo de adolescentes en al puerta y en los pasillos y cuando dije que venía a ver a Madonna fue como si los mares se abrieran.

Miré hacia arriba en la escalera y vi a esta chica tendida sobre la baranda y aún desde tres pisos más abajo pude ver esos ojos felinos mirándome. Supe en ese momento que ella tenía algo especial. Ella estaba con su mejor amigo de entonces, Martin Burgoyne, quien luego moriría de SIDA, nos sentamos y comenzamos a hablar. Madonna me sirvió una taza de café expresso y tres piezas de goma de mascar «Bazzoka» en una pequeña bandejita de plata.

stove-10

Madonna era la jefa del vecindario. La gente iba a su casa y se reunían a comer piza. Cuando ella caminaba y todos la seguían a su alrededor. Recuerdo que subimos al techo de su edificio junto a todos esos chicos. Madonna encendió su estéreo y puso un tema de ella, no recuerdo cual; y todos los chicos comenzaron a bailar y cantar inmediatamente. Era notable. Ella estaba tan viva y para nada pretenciosa. Tomé varias fotos de ellos. Los chicos la adoraban, la trataban como a una hermana mayor y la llamaba “flaca”, así en español.

Madonna era aguerrida, fuerte y determinada. Nada iba a detenerla.

Y la ciudad era bastante difícil en ese entonces.

Recuerdo ver a Madonna cruzar toda la ciudad para realizar sus shows durante todas las noches. Era increíble, pero también formaba parte de un movimiento de creatividad donde cuanto más empujabas más se hacía notar. Y en ese entonces había una gran cantidad de jóvenes artistas empujando todos al mismo tiempo».

Estas fotografías se sienten excitantes y familiares para mi. La energía que latía entonces, que Madonna representa tan bien y aún hoy sigue viva con un vigor renovado. Ahora y antes, hay una tremenda oportunidad de redefinirnos y recrearnos a nosotros mismos. Para mi, ese proceso comienza por pararse firme en este momento mientras miro hacia atrás y adelante».

Aprecio su sensualidad y su humor. Ella tenia esta belleza que no había visto antes y que hasta hoy no la encontré. Ella esta al frente de un movimiento artístico en ese momento pero ninguno de nosotros se daba cuenta. Esos aretes los veo en cada esquina, las perlas falsas están en todos lados, esas raíces oscuras del cabello, todas las chicas lo llevan así ahora. Era increíble; desde sus zapatos hasta la mirada en sus ojos, la manera de acomodarse el cabello, la ropa de jean, era todo perfección. Cada sencillo detalle, la joven estaba fuera de competencia.

El motivo por lo que estas fotos son importantes para mi, es por mi madre. Ella tiene 90 años ahora y sufre de Enfermedad de Alzheimer. Este es un homenaje a ella. Nada de esto hubiera sucedido sin ella”.>>

Madonna

SET 01: CAFÉ EXPRESO Y GOMA DE MASCAR

«Creo que esta fue la primer foto que saque de ella. A su izquierda, había una pequeña mesita de madera y una kitchenette con dos sillas. Ella me sirvió un café expreso y goma de mascar en una bandejita de plata. Nos sentamos ahí y empezamos a hablar. Entonces dije: comencemos. Ella se levantó y simplemente se apoyo sobre la cocina. No existe nadie que pueda recostarse sobre una cocina como ella. Esos ojos, el lenguaje corporal. Había tanta sensualidad. Era juguetona e inteligente. Era absolutamente ella».

SET 02: LA LIDER DEL TEJADO

«Otra de las cosas que adoraba de ella en ese tiempo, es que ella era la líder de la pandilla del vecindario. Ella se reunía todos los días con los muchachos del edificio. Subían a la azotea y bailaban y cantaban con ella. En algún punto, no sé si ella lo hacía de manera intencional: realmente ella les estaba dejando algo a esos chicos. Es este el momento en donde ella reía, con el estéreo y la música fuerte y los chicos bailando break dance. Lo estaban pasando genial.

Eso es lo que ella hacía, yo me había convertido en un voyeur. Creo que ella estaba inspirada por esos chicos y ellos por Madonna. Los adoraba. Desafortunadamente me enteré que todos esos chicos han muerto excepto uno.

Ellos pensaban que Madonna era cool, ella era hermosa, talentosa, divertida. Solo Dios sabe como eran sus casas, muchos de ellos vivían en el edificio. Esto era como un descanso en el duro día que seguro les tocaba vivir a esos chicos. Quien sabe de verdad como eran sus vidas. Claramente, había un gran respeto y alegría entre ellos».

De estos cinco niños, el único sobreviviente fue Lamont Clarke, el niño negro a quien se lo ve en las fotografías con una remera colorada. Clarke se encuentra actualemte en prisión por robo y dio en 2014 una entrevista al «New York Post» luego de la publicación de las fotografías. Puedes ver la nota a Clarke aqui!

SET 03: REINA DEL VECINDARIO

«Bajamos desde la azotea del edificio y caminamos por las calles. Solo éramos Madonna y yo. Si quisiéramos hacer eso ahora, seguramente tendríamos a 40 personas alrededor nuestro. El Lower East Side, en esa época era un gueto. Estaba en ruinas, decadente. Era la yuxtaposición perfecta para ella y su belleza y con ella encontramos la luz».

«No había barreras que nos pudieran prevenir de entrar en este clima…Encontramos afuera, esta pequeña silla de escuela. Ella solo fue y se sentó en ella. De nuevo, esa mirada, esos ojos, esa confianza y salvaje sexualidad que casi está por saltar fuera de la fotografía. Esta siempre allí. Siempre tuvo que ver con sus ojos y su lenguaje corporal».

«Esta era un sofá de terciopelo rojo que alguien había dejado como basura. Le pregunté si podía recostarse sobre ella. No sé porque lo hice, me parecía muy ridículo. Pero ella lo hizo una vez mas. Inmediatamente se apropió del sillón como si fuera su trono. Era divertida y espontánea. Era todo ella”.

«Era una locura. Estábamos literalmente a un par de calles de donde ella vivía. Caminábamos a través del Lower East Side y llegamos a esta casa de retiro de ancianos. Encontramos este grupo de personas sentadas en un banco, y ella camina hacia ellos y se sienta y se acomoda entre dos ancianos. Ellos quedaron mudos. todos quedamos mudos. Nadie decía ni una palabra. Ellos no tenían idea de quien era esta joven. Pensaron que era un extraño y hermoso extraterrestre».


0 comments on “PORTFOLIOS: «REINA DEL LOWER EAST SIDE»

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: