PERSONAL LIFE

PAPARAZZI: MADONNA EN BUENOS AIRES


MADONNA LLEGÓ A LA CIUDAD DE BUENOS AIRES PARA COMENZAR EL RODAJE DEL FILM “EVITA”. DURANTE SUS CASI TRES MESES DE ESTADÍA, LA DIVA REVOLUCIONÓ LA CIUDAD Y FUE EL FESTÍN DE LA PRENSA Y LOS CIENTOS DE PAPARAZZIS QUE SIGUIERON CADA UNO DE SUS PASOS.


ENERO – MARZO 1996 – Buenos Aires; ARGENTINA

Madonna llegó al Aeropuerto Internacional de Ezeiza Ministro Pistarini de Buenos Aires en primera clase de un vuelo comercial el sábado 21 de Enero de 1996 por la noche. Viajó, además de acompañada de sus asistentes y guardaespaldas, con su perra chihuahua “Chiquita”. Desde el aeropuerto, la cantante fue escoltada con un equipo de máxima seguridad hasta el hotel donde se hospedaría. Desde hacía tiempo atrás, cuando surgió la noticia de que Madonna protagonizaría “Evita”, hubo una gran controversia en la Argentina, en donde un grupo de los más fervientes peronistas se opusieron con todas sus fuerzas a que la cantante representara a la icónica Primera Dama. Madonna llegó a la ciudad y fue recibida por una gran cantidad de pintadas en los muros sobre la autopista con la leyenda “Viva Evita – Fuera Madonna”. La llegada fue un poco amarga, aunque la cantante ya estaba bastante advertida del clima que se vivía en la ciudad. Todo esto fue registrado detalladamente por la propia Madonna en sus diarios personales que más adelante publicaría la revista “Vanity Fair” como los “Evita Diaries”.

Madonna se hospedó en la exclusiva mansión Alzaga Unsué, un impresionante palacete estilo francés perteneciente al “Hyatt Hotel”, ubicado al lado de la mansión (actualmente perteneciente a la cadena “Four Seasons”). Fue en este mismo lugar en donde Madonna se hospedó durante su visita a la Argentina en 1993 con su gira “The Girlie Show” y donde también se hospedaría en su regreso durante las giras “Sticky and Sweet Tour” (2008) y “MDNA Tour” (2012). La noche la llegada cientos de fans en estado de histeria absoluta aguardaron la llegada de Madonna al hotel. El grupo permaneció toda la noche y acamparon varios seguidos frente a la mansión para aguardar ver aunque sea un segundo a su ídola. El domingo 21 por la mañana, Madonna decidió salir al balcón para saludar a sus fans y ver si de esa manera dejaban de gritar un poco para poder descansar. De paso, practicó un poco el saludo desde el balcón el estilo Eva Perón.

Durante ese día, Madonna realizó varias visitas oficiales a gente vinculada con la política, la cultura y la historia. El motivo principal de su llegada a la ciudad, casi un mes antes del inicio de la filmación, era recabar la mayor cantidad de datos e información sobre Eva Perón con gente que vinculada a ella. Madonna se reunió con la escritora y compositora María Elena Walsh (quien conoció personalmente a Eva) y se mostró muy curiosa e interesada en detalles íntimos de Eva como la manera en que movías las manos, su personalidad y si estaba interesada en el sexo y romance con Perón.

Madonna con María Elena Walsh

También visitó al diplomático Tuco Paz, quien estuviera al lado de Perón y fuera diplomático argentino por más de 40 años. Paz conocía muy de cerca a Eva y supo darle varios consejos a Madonna sobre sus gestos, su manera de hablar, sus poses y formas de pensar. Madonna comentó que esta fue una de las visitas más interesantes que había tenido en la ciudad, aunque el momento fuera arruinado por incidentes durante su salida de la casa de Paz debido a la gran cantidad de gente agolpada en las calles.

El mismo domingo por la noche, Madonna se reunió con la periodista Laura Ayerza, a quien había conocido en Londres en Octubre de 1995 cuando se encontraba grabado el soundtrack del film. Ayerza ofició un poco de guía turística por la ciudad, llevando a Madonna a restorans y organizando actividades para que la estrella pudiera continuar su investigación sobre Eva Perón. Madonna y un reducido grupo fueron a cenar al exclusivo restorán “Katrine” ubicado en la zona de Puerto Madero.

Laura Ayerza tuvo la exclusiva de realizar varias notas junto a Madonna y pasar mucho tiempo con ella, no solo en los recorridos por la ciudad, sino también en la mansión Unzué. Todas estas notas fueron publicadas luego en la revista “Gente” en la que Ayerza trabajaba.

Durante su estadía en Buenos Aires, Madonna paralizó la ciudad debido a la gran cantidad de periodistas, paparazzis, fans y curiosos que la seguían por todas partes causando caos en el tránsito y delirio generalizado. La cantante se quejó de esto en sus diarios comentando que la policía estaba muy mal organizada y que no se sentía demasiado segura. Durante la última semana de Enero, Madonna participó fugazmente de una fiesta de bienvenida en donde conoció a ciertas personalidades de la política, el deporte y el mundo del espectáculo argentino. La cantante se mostró muy amable y dispuesta a fotografiarse aunque no fue tan benévola en sus diarios personales. Durante todo momento, Madonna lució el cabello recogido con un rodete en la nuca y sus lentes de contacto marrones, para ir adaptándose y asumiendo el rol de Eva Perón.

Durante Febrero, Madonna no se detuvo por sus paseos por Buenos Aires y siguió causando revuelo a su paso. Visitó una milonga, lugar típico en donde la gente concurre a bailar tango de manera tradicional sin ningún aditivo para turistas y quedó fascinada con la estética del lugar. El 06 de Febrero, la cantante junto al director Alan Parker, Antonio Banderas y Jonathan Price, dieron una conferencia de prensa sobre el inicio de la filmación de “Evita” en el país. Y el 11 de febrero comenzaron a filmar las primeras escenas de Evita cuando joven.

El 19 de Febrero, Madonna y su recientemente llegado novio Carlos León salieron a cenar el restorán “Azzurrza”.

El 23 de Febrero, Madonna junto a Alan Parker, Antonio Banderas y Jonathan Price, se reunieron con el entonces presidente de la Nación, Carlos Menem acompañado por su hija Zulemita para una vista formal en la Quinta Presidencial de Olivos. Pensando que el permiso de filmar en la Casa Rosada sería denegado, Parker había gastado gran cantidad del presupuesto en realizar un balcón ficticio en los estudios de Londres, sin embargo, durante la visita con Menem, Madonna sacó el tema y propuso la filmación en el mítico balcón. El presidente Menem aceptó de inmediato y ofreció utilizar cualquier otro edificio histórico para el film.

En Marzo, Madonna salió bastante poco ya que las intensas jornadas de filmación la dejaban exhausta. Sin embargo, la cantante se hizo tiempo de filmar el videoclip de la canción “Love Don’t Live Here Anymore” en la mítica confitería “El Molino” y aprovechó para realizar las últimas salidas a cenar, siempre acompañada de Carlos León.

El 18 de Marzo, las grabaciones de “Evita” habían terminado, Madonna aprovechó para hacer algunas últimas visitas por la ciudad y de paso decidió comprar algunos vestidos pertenecientes a Eva Perón: fueron en total 3 diseños originales con un valor de U$S 110 mil cada uno. Para el 19 de Febrero, la aventura de Madonna en Argentina había terminado y la diva ya se encontraba en New York por unos pocos días antes de seguir rumbo a Budapest para continuar con las filmaciones.


0 comments on “PAPARAZZI: MADONNA EN BUENOS AIRES

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: