LIVE & DIRECT

THE VIRGIN TOUR: TOUR DIARY – BILL LANPHIER

“Burning up”

Solía estar obsesionado con respecto a si Madonna me quería o no. Tenía un sueño recurrente en donde sonaba el teléfono y era ella…

-¿Mousse? (mi apodo en la gira)

-¿Si?

-Es Daisy Miller (el apodo con el que Madonna se registraba en los hoteles durante “The Virgin Tour”). Lo lamento por toda la mierda que te hice pasar entonces. Hagamos un nuevo tour juntos. Hagamos las cosas bien.

Ya no tengo ese sueño. Pero ahora a más de 30 años de aquella gira, ella sigue estando en las noticias. Durante mucho tiempo me he preguntado…¿Cómo era ella? ¿Nos llevábamos bien? ¿Estábamos juntos? A veces pienso que a ella yo le agradaba y otras veces no…

Bill Lanphier es uno de los artistas más originales y multifacéticos con los que cuenta el mundo de la música. Es guitarrista, bajista, compositor y arreglista el cual no teme en experimentar con su arte. Ha trabajado con los nombres más importantes en el mundo de la música como Michael Bolton, The Chicago Symphony Orchestra, Richard Carpenter, Kenny G, David Foster entre otros. Lanphier es además, escritor y fotógrafo. Es conocido, no sólo por su gran capacidad como músico y su extensa carrera, sino por ser además integrante de la banda de la primera gran gira de Madonna “The Virgin Tour” realizada durante el segundo trimestre de 1985. Lanphier no conocía a la joven cantante y llegó al puesto gracias a un contacto a través de Patrick Leonard, quien estaba como director musical del proyecto. Además de “The Virgin Tour”, Bill Lanphier acompañó a Madonna en los conciertos “Live Aid” y grabó durante este tiempo, junto a Leonard, el demo de la canción “Love Makes the World Go Round” que luego sería incluida en el disco “True Blue” de 1986.

bill_dual_sport
Bill Lanphier

Lanphier se encargaría del bajo durante toda la serie de conciertos, sin embargo, esta experiencia no fue demasiado agradable para él. Curiosamente, fue el único del grupo que no pudo congeniar con Madonna y su relación fue bastante tirante e incómoda. El músico fue entrevistado por varias fuentes relacionadas con Madonna como las páginas MadonnaTribe, Madonna Memories o Everybody Fan Club. Aquí hay una recopilación en “sus propias palabras” de lo que fue la experiencia de trabajar con Madonna durante uno de los años de mayor exposición mediática de la cantante.

MADONNA ME QUIERE…

Yo había trabajado con un guitarrista en Chicago, Bruce Gaitch, compositor de “La Isla Bonita” y fue él quien me recomendó a Patrick Leonard y con él trabajé para comerciales de radio y TV. Leonard estaba armando la banda de Madonna y buscaba un bajista que además pudiera tocar el bajo electrónico y el bajo-teclado y ese era yo. Primero ensayamos un poco con la banda sin ella y luego ella vino y cantó un par de canciones con nosotros. Con la excepción de una única persona que quedó afuera, el resto de nosotros quedó en la banda oficial.

pat bill
Patrick Leonard y Bill Lanphier durante los ensayos de “The Virgin Tour”

MADONNA ME ODIA…

Yo traté de conectar con Madonna pero no teníamos demasiadas cosas en común. Durante el primer día de ensayos en un sobrehumano intento de conectar con ella le pregunté ¿Cómo está tu amiga?, refiriéndome a Rosanna Arquette, su compañera del film “Buscando Desesperadamente a Susan” quien la había acompañado a la audición. Y incrédulo, sorprendido y enojado tono del “¿Qué?” de Madonna me dejó muy en claro que yo había sobrepasado algunos límites. Nunca coincidimos con ella. De hecho conecté mucho más con Sean Penn que con ella. Se dijo que él era violento y de mal carácter pero eso no me pareció a mi. Pude tener una breve conversación el él en Florida y me pareció muy correcto y amigable.

MADONNA ME QUIERE…

Empezamos a ensayar durante varias semanas en Leeds, a pocas calles de mi apartamento en North Hollyeood, pero luego nos mudamos al “Hollywood Center Studios”. Madonna y Patrick Leonard tenían ideas muy marcadas sobre materia musical y se tenían un gran respeto mutuo. Creo que a partir de entonces comenzaron a componer música juntos; de hecho me pidieron que grabara un demo con ellos en Chicago de una canción llamada “Love Makes The World Go Round”.

MADONNA ME ODIA…

Luego de comenzados los ensayos nos mudamos a un sitio más grande en el “Hollywood Center Studios” y tuve una conversación con Patrick Leonard quien me dijo que Madonna no estaba muy convencida de que yo estuviera del todo involucrado con la gira y que quería ver que hacía conmigo. Me dijo que recibiría un llamado de ella esa misma noche. Así que esa tarde me puse a practicar la respuesta que la daría. A media noche sonó el teléfono...”¿entonces estás dentro o fuera de esto?” preguntó…“Hola, Sí Madonna. Me dijo Pat que piensas que yo no estoy del todo involucrado en la gira. Pero sí lo estoy. Estoy muy entusiasmado con los conciertos, de hecho es una de las cosas más geniales que hice en mi vida” conteste. “Esta bien, solo estaba chequeando” me dijo y cortó. Bueno mi respuesta obsecuente funcionó, al menos por el momento.

Memorabiblia (12)

Salir de gira con Madonna fue muy divertido; sin embargo, ella era muy profesional al respecto. Muy temprano a la mañana salía a trotar con su guardaespaldas y siempre tenía la capacidad de eludir a los paparazzis y los fans. Para poder hacer toda la rutina de baile y canto en el show ella necesitaba estar en forma. Nunca la vi tomar drogas o alcohol más allá de una copa de vino.

Pat Leonard y yo habíamos congeniado mucho y teníamos el mismo sentido del humor. Nunca viajábamos durante el día y sólo lo hacíamos en bus en trayectos cortos. Siempre teníamos los cuartos más elegantes en los hoteles más hermosos. Cada concierto del tour era un éxito inesperado. Grandes audiencias respondían con entusiasmo y teníamos una gran cobertura de la prensa. En cada ciudad que nos presentábamos salíamos en la prensa local y siempre había fans en la puerta del hotel. Tal vez la sorpresa más grande para mí, fue cuando una reportera de la revista “Time” viajó con nosotros durante un par de días. Madonna salió en la tapa de esa edición al poco tiempo.

MADONNA ME QUIERE…

Dejé de intentar conectar con Madonna aceptando de que ambos éramos personas diferentes y que nunca llegaríamos a ser amigos. Todos los demás integrantes del equipo había generado un buen vínculo con ella y eran como todos amigos. No sucedió eso conmigo. Unas semanas después mi madre enfermó y tuve que faltar algunos ensayos. Cuando regresé, me sorprendió de que Madonna se acercara a mi con una preocupación que se notaba verdadera y preguntó por la salud de mi madre…bueno, Madonna me quiere (o al menos quiere a mi madre).

madonna good luck note
Nota de Madonna para Lanphier el dia del estreno del tour

MADONNA ME ODIA…

Con lo que respecta conectar con Madonna, durante los shows, para mi el tema de la coreografía era algo imposible. Me paralizaba y simplemente no podía bailar frente a tantas personas. Me aterraba. Luego de que comenzara el tour, Madonna sin avisarme decidió que sería algo genial que ella realizara algunos movimientos conmigo en una canción. Me tomaba de los hombros y hacía algún paso al ritmo de la música, tal vez esperando que yo hiciera algo complementario. Pensé que contonerarme de un lado a otro era una buena idea. Pero en un determinado momento, con todas las luces sobre mi y mis movimientos robóticos, comencé a notar de que estaba teniendo un ataque de pánico en frente a miles de personas. A pesar de haber estado medicado con Valium, mi labio superios comenzó a temblar y mi nivel de disconfort se elevó enormemente. Luego de algún par de shows, Madonna inteligentemente cortó de plano nuestra “rutina de baile”.

MADONNA ME QUIERE…

Musicalmente era todo bueno y sobre todo un gran desafío porque el bajo electrónico no era lo que más dominaba y la mayoría de las canciones eran grabadas y tenían una secuencia de bajo que no necesariamente debían ser tocadas en tiempo real. Así que yo tenía que replicar algunos sonidos y eso requería de práctica. “Over and Over” fue una de las canciones más fáciles y con una letra muy alegre. Disfruté mucho tocándola y cantándola en vivo, deseando que a la gente le llegue el mensaje positivo. Obviamente, teníamos que tocar las canciones que todos los fans estaban esperando como “Borderline”, “Like a Virgin” o “Crazy for You”. Esas eran escogidas desde el primer momento, pero luego se fueron agregando canciones para crear una variedad de tempos y climas. No recuerdo  que alguna canción haya sido eliminada de los ensayos. Pat Leonard y el otro tecladista, Billy Meyers, eran los principales responsables de los arreglos, aunque algunas cosas comenzaron a acomodarse a medida que los ensayos se llevaban a cabo; por ejemplo, mi breve solo de bajo en “Everybody” o alguna otro destaque en algún otro tema. Madonna estaba muy atenta al bajo y siempre prestaba atención a mi instrumentación. Si la guitarra o el teclado fallaba no sucedía gran cosa, pero si en algún ensayo yo perdía alguna nota, Madonna inmediatamente se daba vuelta y me miraba. El bajo era fundamental para ella. El día del estreno en Seattle, ella sube al escenario y antes de empezar me miró y sonrió de manera cómplice.

my rig
El lugar de los instrumentos de Lanphier durante “The Virgin Tour”

La gente del público le encantaba tirar cosas en el escenario, sobre todo caramelos, tal vez con buena intención; pero ocasionalmente Madonna los pisaba y resbalaba. En una oportunidad terminó en el piso por una caída pero como dice su canción “Over and Over” se levantó y siguió adelante. Creo también en al menos cuatro veces durante la gira, algún muchacho podía pasar la seguridad y escabullirse hasta el escenario; pero cuando llegaban a ella, simplemente quedaban inmóviles, parados frente a Madonna. Quizás el tenerla tan cerca los paralizaba o tal vez ella les daba una mirada que los dejaba tiesos.

MADONNA ME ODIA…

En un pequeño restorán en New Orleans, Madonna comenzó a hablar mal de todo lo que tuviera que ver con Francia. Teniendo en cuenta de que la ciudad tiene una gran influencia francesa y de que mi apellido tiene ese origen. Eso lo comentó a la reportera de la revista “Time” que viajaba con nosotros.

MADONNA ME QUIERE…

Fue durante esa misma cena en New Orleans, que Madonna descubrió y quedó asombrada, hasta paralizada diría yo, cuando se enteró de mi carrera y mis antecedentes en la música y cuando la personalidad de la radio Dr. Memento, me mencionó como uno de los mejores músicos del mundo. (Abajo, los instrumentos de Lanphier usados en la gira):

MADONNA ME ODIA…

Durante la gira todos los miembros del equipo, incluso yo tomábamos fotografías personales. Pero de alguna manera, Madonna debió pensar de que yo estaba vendiendo mis fotos a la prensa. Durante un vuelo en mitad del tour, yo me levanto para ir al baño y ella me intercepta en el pasillo y me dice “Estás tomando demasiadas fotografías” y bloquea el pasillo con su pierna. Yo miro su pié, miro tristemente el baño del avión al cual intentaba llegar y regreso lentamente a mi asiento.

Virgin Tour - Backstage (19)
Madonna sacando la lengua a Lanphier

MADONNA ME QUIERE…

Mientras la gira avanzaba yo intenté hacer algo moderno con mi peinado y comencé a ponerme gran cantidad de mousse para el cabello y gracias a ello me gané el apodo de “Mousse”. Luego todas las noches antes de subir al escenario, y con las directivas de Madonna todo el equipo cantábamos una canción al ritmo de rap que decía: “El mousse, el mousee, el mousee está en llamas. Que alguien trate de apagar esa mierda con agua. Vinimos a hacerlo gritar, vinimos a hacerlo gritar, vinimos a hacer una cosa y es dejar su cabello tieso”. Imaginen eso, Madonna y toda la banda rapeando sobre mi peinado.

En otra oportunidad tuvimos un problema de sonido muy grande. La banda tenía su propio monitor de sonido que era independiente del sonido general. Una noche, todo sonaba perfecto para nosotros pero luego nos dimos cuenta de que no era así para el resto del estadio. Lo único que escuchaba la gente era la voz de Madonna, el bajo y una guitarra. No era una mala combinación si lo piensas, pero faltaban los dos teclados, la otra guitarra y la batería. El ingeniero de sonido Dave Kobb se volvió loco tratando de encontrar la falla. Cuando terminó el primer acto sonando de esa manera, Kobb descubrió que una fanática se había subido hasta cerca de su cabina y estaba saltando y bailando sobre el conector y el cable principal. Kobb devolvió a la fan a la platea y re conectó todo; por suerte todos los instrumentos volvieron a escucharse perfectamente.

dave cobb
Dave Kobb ingeniero de sonido de “The Virgin Tour”.

MADONNA ME ODIA…

En nuestra parada en Chicago, mi ciudad durante más de 20 años, Madonna me pidió que recomendara algún buen restorán étnico; así que sugerí “Standard India” en la avenida Devon. Luego de degustar una rica y especiada comida, Madonna cayó enferma y prácticamente no pudo actuar la noche siguiente.

MADONNA ME QUIERE…

En una de las últimas actuaciones en New York, todos, incluso Madonna nos jugábamos bromas entre nosotros. Madonna tenía planeado salir al escenario en boxers para sorprendernos pero cuando nos enteramos, todos decidimos ponernos boxers que combinaran con los de ella para su sorpresa. Por otro lado, yo siempre intentando estar a la moda, solía usar demasiado mousse para el cabello y durante mi solo de bajo esa noche, Patrick Leonard y Billy Meyers, los dos tecladistas, vinieron detrás mio y me lanzaron una gran cantidad de mousse sobre mi cabeza. Lo tenía todo sobre mí, el bajo y el piso. Fue bastante interesante ese solo de bajo aquella noche.

Me parecía curioso que una chica heterosexual atrajera a tanta cantidad de chicas heterosexuales que a hombres. En una ciudad pequeña, había un grupo de chicas “wannabes” junto a un joven mayor vestido él también como Madonna. Parecía ser un asunto muy serio para ellos y a mí me resultaba algo extraño y sin sentido. Me impresionaba que estas chicas estuvieran con ese joven. De todos modos, no puedo afirmar que yo fuese el único que no entendía bien lo que sucedía.

Press (12)

En una oportunidad, yo solía salir mucho con James Harrah, el guitarrista del tour. Ninguno de nosotros tenía el aspecto de rockeros. Salimos del hotel para una caminata y un grupo de wannabes estaban instaladas frente al hotel; buscaban a alguien de la banda o mejor a Madonna. Nosotros fingimos que no sabíamos nada de la gira y comenzamos a hablar con ellas. En un momento, me alejo y tomo mi cámara de fotos y es ahí cuando digo: “Chicas…¿sabén quien es él?…¡Es el guitarrista de Madonna!”. Los ojos de las jóvenes se abrieron de par en par y justo en el momento en que todas se abalanzaron sobre James, tomé mi fotografía.

MADONNA ME ODIA…

Cuando la gira finalizó y estábamos festejando en un elegante restorán en Manhattan, Madonna sin decir una palabra ni advertencia ni ninguna expresión en su rostro, se acerca a mi y derrama un vaso de agua en mi entrepierna y se aleja de mi. Nadie sabía muy bien como actuar en el momento, y quedamos todos en silencio.

Bill Lanphier en San Diego

Durante muchos años traté de entender que era lo que había sucedido esa noche, pensaba que ella era así y tenía un carácter bromista. Ahora viendo mejor la situación y analizando los “me quiere” y “me odia” tengo una visión más clara. Madonna verdaderamente me odió durante la gira. Por otro lado pienso que en el remoto caso de que ella recordase algo de esto, probablemente no le importaría en absoluto. Pero sería bueno pensar de que tuviera la intención de moldear su carácter.

Estoy sorprendido en lo exitosa que Madonna se ha convertido con el paso de los años y su presencia mediática. Es ese aspecto, es un genio. No le he prestado demasiada atención a su persona como artista pero sus conciertos parecen tener una producción mucho más grande que “The Virgin Tour”. La gira que hice yo me llevó a los límites de mi capacidad de vestir raro y bailar un poco sobre el escenario. No hubiera habido manera que yo encajara con una mas llamativo.

lacrew3
La banda en “Live Aid”

Creo que todos en la banda y en el equipo sabíamos que Madonna conocía mejor que nadie como hacerse famosa y triunfar en el mercado. Así que ella se merece ser la estrella que es y obtener crédito por eso. Al mismo tiempo, creo que Madonna comprendió la importancia de tener una banda sólida que diera todo de sí en cada canción y en cada show. “The Virgin Tour” y “Live Aid” fue la última vez que tuve contacto con ella. Realicé algunos trabajos con Patrick Leonard luego e hice algunas grabaciones para Billy Meyers pero no he hablado con ninguno de ellos en varios años. En 1990 decidí dejar de tocar profesionalmente y ahora sólo lo hago por hobby. Y Madonna ya no es un sueño recurrente sino un lejano recuerdo.


10 comments on “THE VIRGIN TOUR: TOUR DIARY – BILL LANPHIER

  1. Pingback: THE VIRGIN TOUR: “GOODIES” – THE M MAGAZINE

  2. Pingback: THE VIRGIN TOUR: “EL CONCIERTO EN DATOS” – THE M MAGAZINE

  3. Pingback: THE VIRGIN TOUR: “CONCEPTO Y DESARROLLO” – THE M MAGAZINE

  4. Pingback: THE VIRGIN TOUR: “PRIMER SEGMENTO – COLOURS!” – THE M MAGAZINE

  5. Pingback: THE VIRGIN TOUR: “SEGUNDO SEGMENTO – NEGRO – THE M MAGAZINE

  6. Pingback: THE VIRGIN TOUR: “TOUR DIARY – CHRISTOPHER CICCONE” – THE M MAGAZINE

  7. Pingback: THE VIRGIN TOUR: “BESTIE BOYS – REBELDES CON CAUSA” – THE M MAGAZINE

  8. Pingback: THE VIRGIN TOUR: “TERCER SEGMENTO -BLANCO” – THE M MAGAZINE

  9. Pingback: THE VIRGIN TOUR: VESTUARIO – MARLENE STEWART – THE M MAGAZINE

  10. Pingback: M+PLUS 01: “THE VIRGIN TOUR” – THE M MAGAZINE

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: