INFORMES

MADONNA EN LAS LISTAS DE “SLANT”


OTRO REPASO EN TODOS LOS RANKINGS QUE LOS ALBUMES O SINGLES DE MADONNA APARECIERON EN LA REVISTA “SLANT”.


Así como la revista “Rolling Stone” tiene sus listas especializadas para posicionar cada producción musical como lo “mejor del año”, la revista “Slant” no se ha quedado atrás y a lo largo de las décadas también fue confeccionando sus propias listas. Por supuesto que nuestra reina no podía quedar afuera de semejante recopilación por eso, ahora les traemos un resumen de todos los discos y singles en los que Madonna ha sido posicionada en un ranking. Comencemos!

Los Mejores Discos de las tres Décadas:

  • N°63 – “Bedtime Stories”
  • N°60 – “True Blue”
  • N°47 – “Ray of Light”
  • N°38 – “Confessions on a Dancefloor”
  • N°33 – “Madonna”
  • N°31 – “Music”
  • N°28 – “Erotica”
  • N°20 – “Like a Prayer”

Los Mejores Singles de las tres Décadas:

  • N°43 – “Open Your Heart”
  • N°42 – “Secret”
  • N°36 – “Deeper and Deeper”
  • N°36 – “Hung Up”
  • N°34 – “Erotica”
  • N°33 – “Don’t Tell Me”
  • N°28 – “Live to Tell”
  • N°26 – “Into the Groove”
  • N°25 – “Music”
  • N°16 – “Express Yourself”
  • N°16 – “Ray of Light”
  • N°10 – “Vogue”
  • N°07 – “Like a Prayer”

LOS 100 MEJORES DISCOS DE LOS 80s

Durante la década de los 80s, Madonna fue la única artista en tener 3 discos en la lista, habiendo lanzado 4 y fue la segunda mejor cantante femenina de la década. Con respecto a los singles, fue la cantante posicionada más alta en el ranking.

N°60 – “TRUE BLUE”

Claro, algunas de las opciones de producción en “True Blue” suenan sobrias y anticuadas en comparación con las de los otros lanzamientos de Madonna de los 80s, pero no se puede evitar el hecho de que cinco de las nueve pistas del álbum se encuentran entre los sencillos individuales más fuertes de su carrera. Sin embargo, lo que es más importante, “True Blue” fue el álbum en el que se hizo evidente que Madonna era más que una estrella del pop flash-in-the-pan. Fue entonces cuando comenzó a manipular su imagen, y su audiencia, con un sentido real de claridad y propósito y se aseguró de tener canciones de calidad para respaldar su cálculo y ambición de dominar el mundo.

N°33 – “MADONNA”

Pocos negarían que Madonna persiguió objetivos más profundos que la simple perfección pop de “Madonna”. Pero cualquier álbum debut que produzca un “Holiday” y una “Lucky Star”, ambos lanzados como singles en el lapso de dos días consecutivos (aunque con un océano de diferencia), sigue siendo bastante intocable. Anhelosas y ansiosas por complacer, las cancioncillas brillantes de Madonna no son tanto “post-disco” como son “la discoteca no va a ninguna parte, así que cállate y baila”. Como un cuerpo celestial sobre las crecientes corrientes subterráneas de todos los subgéneros de danza con sintetizadores pesados ​​que la precedieron, la cooptación cultural de Madonna no es más que ferviente.

N°20 – “LIKE A PRAYER”

Para su cuarto álbum, Madonna volvió a sus raíces. “Like a Prayer” es decididamente retro, el último pastiche de género de todas las primeras influencias del cantante: Sly Stone, Simon & Garfunkel, The Association, The Beatles. Más significativamente, encontró a Madonna reflexionando sobre el matrimonio y la familia, tema que une sus influencias musicales en una colección cohesiva y confesional. A pesar de todas sus limitaciones vocales, Madonna a menudo canta con más sentimiento que muchos de sus compañeros más dotados técnicamente, y con su voz sorprendentemente sin pulir aquí, el álbum ofrece algunas de sus interpretaciones más conmovedoras y vulnerables. Al volver a visitar “Like a Prayer”, hice un nuevo descubrimiento: un sintetizador zumbante en “Till Death Do Us Part”, una canción no empalagosa sobre su matrimonio con Sean Penn, que imita el sonido de un automóvil que se aleja a toda velocidad a medida que la canción se desvanece. Del mismo modo, el álbum comienza con un portazo: el cierre de un capítulo, por así decirlo, y el comienzo de uno nuevo. A finales de los 80s, Madonna ya era una de las mayores estrellas del pop de todos los tiempos, pero con “Like a Prayer” se convirtió en una de las más importantes.


LOS 100 MEJORES SINGLES DE LOS 80s

N°43 – “OPEN YOUR HEART”

David Byrne cantó una vez: “Cuidado, con esa actitud puedes conseguir lo que quieres”, y se siente como si Madonna hubiera hecho una carrera haciendo realidad esa ambición por todos los medios posibles. Es gracioso pensar que “Open Your Heart” podría haber terminado con alguien que no fuera “Material Girl”. Sí, Cyndi Lauper podría haber elaborado algo mucho más conmovedor a partir de esta canción de amor descaradamente sincera y juguetonamente metafórica, pero la convicción que Madonna revela en todo momento, tan exhaustiva como la vibrante línea de bajo rock-dance de Patrick Leonard, la encuentra en una luz sorprendentemente confesional. Como en el polo opuesto de la canción, “Bye Bye Baby” de 1993, una canción anti-amor en la que tímidamente hace que el hombre persiga, Madonna fue y siempre será creíble solo cuando esté más desnuda.

N°28 – “LIVE TO TELL”

La primera y, posiblemente, la reinvención más dramática de Madonna fue anotada por la balada sobria e inquietante “Live to Tell”, que no fue solo una introducción atrevidamente recatada a su tercer álbum, sino que también planteó un desafío para los programadores de radio pop interesados ​​en instantáneas. gratificación: la canción comienza con casi un minuto completo de música antes de que la cantante comience a contar su historia, e incluye cambios de tono abruptos y una sección media de medio minuto en la que casi toda la música desaparece. Por supuesto, funcionó a las mil maravillas, y “Live to Tell” lanzó una fructífera relación profesional entre Madge y el productor Patrick Leonard que duraría más de dos décadas, y preparó el escenario para el material autobiográfico intrépido por venir. La canción presenta una de las interpretaciones vocales más ricas de Madonna, llena de alma, anhelo y dolor, con letras que seguramente pueden resonar con cualquiera que alguna vez haya soportado una detención del silencio, autoimpuesto o no.

N°26 – “INTO THE GROOVE”

Deje que Madonna convierta las líneas extravagantes, desechables y de apertura de un lado B en una declaración de misión que defina su carrera. Ella es más tímida cuando habla, “Puedes bailar, en busca de inspiración”, en los primeros compases de “Into the Groove”, el tema de “Desperately Seeking Susan” y, algo inexplicablemente, la cara B de la considerablemente menos brillante “Angel” Pero a quién le importa que uno de los tecnicismos de Billboard impidiera que la canción figurara en las listas de Hot 100: Madonna nunca ha hecho una evaluación más acertada de cómo funciona mejor su música. Cada vez que se pierde artísticamente, regresa a la pista de baile para enderezar su cabeza.

N°16 – “EXPRESS YOURSELF”

Fue el video musical de David Fincher para este éxito de “Like a Prayer” el que nos presentó el remix de Shep Pettibone, que, además del aletargado cencerro que lleva a Madonna desde el campanario de la iglesia y directamente a la pradera, coincide con en su up tempo el fervor conmovedor de la llamada a las armas del cantante. Pero MTV ya no reproduce videos musicales, y cuando escucho esta canción en mi iTunes, prefiero la versión original del álbum, ya que evoca algo mucho más subversivo: la robot María de Fritz Lang en un salón de baile de Detroit, obligando a los hombres a arrodillarse mientras el sonido de la big band sacude la casa. Lo tiene en ambas versiones, pero en el original Madonna de Stephen Bray surge sin miedo de la nada.

N°07 – “LIKE A PRAYER”

Con una estructura atípica en la que la batería se apaga por completo durante cada verso y el coro se abandona a la mitad de la canción en favor de improvisaciones, lo que ahora se considera una canción pop perfecta parecía más adecuada para una iglesia que la radio Top 40 en el hora. Aunque había evocado la religión antes, sobre todo con montones de rosarios colgando entre su escote, era, tal vez, inevitable que con un nombre como Madonna, la llamada “Chica Material” explorara más seriamente la fe con la que estaba tan enamorada. estrictamente planteado. Pero aunque ha habido tantas interpretaciones de la letra de la canción como remixes (ella canta sobre Dios, canta sobre dar una mamada, canta sobre darle una mamada a Dios), “Like a Prayer” pide una lectura más refinada. que una combinación inteligente de éxtasis espiritual y sexual: es una canción sobre el amor.


LOS MEJORES DISCOS DE LOS 90s

Durante los 90s, Madonna tuvo sus 3 discos lanzados en la década dentro de la lista y una vez más quedó en el TOP10 de la artista con más singles posicionados.

N°63 – “BEDTIME STORIES”

A lo largo de los años, Madonna ha citado influencias tan dispares como los compositores clásicos que le pusieron la banda sonora a su formación de danza temprana y, a pesar de la afirmación de Kurt Cobain de que los “ignoraba”, las bandas de punk de sus días como baterista en el East Village, pero el R&B había el impacto más audible en su música durante los primeros 15 años de su carrera. Entonces, ver “Bedtime Stories” como algo más que una extensión de lo que había estado haciendo todo el tiempo sería negligente. Y en lugar de simplemente seguir las tendencias estadounidenses de la época, Madge infundió al álbum los sonidos más atrevidos del trip-hop que estaban sucediendo al otro lado del charco. Pero fue su refinado gusto literario, desde Proust hasta Whitman, y el rechazo tanto de los medios como del público a su politiquería sexual lo que realmente informó el séptimo álbum de la cantante. Ya sea lamiendo sus heridas por amantes (“Take a Bow”) o críticos (“Human Nature”), Madonna nunca ha sonado más emocionalmente vulnerable o más enchufada cerebralmente que aquí.

N°47 – “RAY OF LIGHT”

No lo llames regreso. Porque si bien los géneros de elección que precedieron inmediatamente a Madonna (R&B, adulto contemporáneo, Broadway) rápidamente convirtieron su relevancia en algo digno de admirar solo en tiempo pasado, su destreza en las listas de éxitos todavía estaba en buena forma. No, “Ray of Light” era un renacimiento, el sonido de una reina, sentada en su trono, haciendo un inventario de su fortaleza helada y vacía, y sin gustarle ni un poco lo que vio. Desde “Drowned World” hasta “Frozen” y “Mer Girl”, el agua es un tema recurrente, que sirve como símbolo de purificación en todas partes. Las letras de Madonna carecen notablemente de cualquier rastro de cinismo aquí, y aunque es tentador interpretar sus “respuestas” como obvias o absolutas, es su sentido de asombro y búsqueda y, por supuesto, las magníficas melodías de Patrick Leonard y la inmaculada pero juguetona de William Orbit. producción, que eleva “Ray of Light” por encima de la mera tontería de la Nueva Era.

N°28 – “EROTICA”

Ningún álbum de Madonna se encontró con una reacción violenta más fuerte o fue tergiversado más desenfrenadamente que esta obra maestra oscura, así que sabes que estaba haciendo algo bien. Lanzado en el final de la histeria del SIDA, “Erotica” está lejos de ser el opus de la satisfacción sexual sin culpa en que se hizo (y su tomo que lo acompaña aún más ridiculizado “Sex”). Aunque no hay duda de que propugna disfrutar del placer físico (“Déjame recordarte en caso de que no lo sepas / Salir a cenar puede suceder abajo”), ningún álbum parece más obsesionado con la empatía por los innumerables efectos secundarios del acto (es decir, “Bad Girl”, “Thief of Hearts”, una versión casera deliberadamente monótona de “Fever” de Peggy Lee). Debajo del atuendo bondage de Madonna y las enormes pistas de batería de Shep Pettibone late un corazón verdaderamente dolido.


LOS MEJORES SINGLES DE LOS 90s

N°42 – “SECRET”

A pesar de la idea errónea de que a menudo canta sobre sexo, las canciones de Madonna no siempre son sexys. “Secret” es quizás la mejor excepción a esa regla. A medida que se desliza a lo largo de un simple ritmo de R&B y una figura de guitarra acústica sin pretensiones, “Secret” es también uno de los sencillos de sonido más orgánico de la carrera de Madonna, que se toma su tiempo para llegar a donde va y no se rinde demasiado en el camino . El arreglo se basa en la retención y, al menos para un sencillo glorioso, también lo hace Madonna: cuando canta, “Lo sabías todo el tiempo/Lo que nunca quise decir”, suena positivamente entusiasmada.

N°36 – “DEEPER AND DEEPER”

Entre los mejores logros de Madonna, el angustioso himno pop “Deeper and Deeper” es tanto una destilación aguda de la decadencia obscena y glamurosa de “Erotica” como la ambición rubia de toda la vida de la cantante. La canción, al igual que su video, prácticamente se reproduce como una autobiografía de la vida de la cantante: en la cima de una discoteca sambalicious, Madonna ofrece un cuento de hadas ardiente y conmovedor de anhelo y escape en el que interpreta tanto a Caperucita Roja como al Lobo Feroz. Armond White una vez elogió a Madonna por la forma en que tomó “el arte de afuera dentro de sí misma”, es decir, lo justificó personalizándolo. La tensión incontrolada y feroz de la canción se deriva de la sensación de que Madonna se está sumergiendo en un abismo hedonista de su propia creación liberada y desinhibida.

N°34 – “EROTICA”

Madonna acepta la carga de su voz gutural y agotada por las giras, que hace que las letras agresivas y burlonas de “Erotica”, una exploración elaborada del sexo, desde la seducción hasta la enfermedad, se sientan inconfundiblemente honestas. La canción que da título al tema, cuyo rasguño al abrir un disco refleja el del instrumento más divisivo de Madonna, es la invitación de la cantante al baile, una serpiente siniestra y deslizante que se eleva desde un cáliz vistosamente ornamentado. Los ritmos son, por diseño, hipnóticos, a la vez seductores y tortuosos. Con “Erotica”, Madonna promete sacarte las ganas, pero no sin darte algo.

N°16 – “RAY OF LIGHT”

Una vez que “Material Girl” hizo su misión de llevar la electrónica a las masas, podría haber nombrado a su colaboradora. Su decisión de trabajar con William Orbit muestra que, a pesar de todas las críticas a las que se ha enfrentado por la “apropiación”, su interés por la música de baile underground es profundo y no del todo comercial. Madonna descubrió el techno justo cuando cumplió 40 años y comenzó a estudiar Kabbalah, y al escuchar “Ray of Light”, es fácil imaginar a Madonna encontrando en la cultura rave no solo una nueva imagen, sino una forma de expresar su despertar espiritual. El ritmo es inquieto y Madonna canta sin aliento, pero irradia alegría: “¡Siento que acabo de llegar a casa!”. Su calidez emocional es lo que establece la canción como un sencillo destacado incluso en un catálogo tan repleto de clásicos como el de Madonna.

N°10 – “VOGUE”

Mucho se ha escrito (específicamente en este sitio) sobre el impacto cultural de la apropiación de motivos queer y no blancos en “Vogue” de Madonna, así que me enfocaré en la arqueología musical y la influencia de la canción. Para que no ignore por completo su contenido, el mensaje de Madonna es claro: “la belleza está donde la encuentras”, pero los orígenes de la pista son parte integrante de la extracción de tendencias de clubes gay y Old Hollywood de su estrella: inspirada en “Ooh, I Love It (Love Break)” a través del remix de Danny Krivit de “Love Is the Message” de MFSB, la canción tiene un árbol genealógico que incluso incluye el remix del productor / DJ Shep Pettibone de “Miss You Much” de Janet Jackson y sirve como especie de mapa musical de la discoteca. Pettibone grabó “Vogue” con Madonna como cara B para su sencillo “Keep It Together”, lo que hizo que su impacto fuera aún más impresionante (seguiría inspirando un exceso de imitadores del pop house) y planteó la pregunta: si la música disco murió una década antes, ¿para qué diablos era esta gran, gay, fucsia drag-queen boa de una canción de baile que estuvo en la cima de las listas durante un mes?


LOS MEJORES DISCOS DE LOS 2000S

Durante los 2000s, dos de los cuatro discos lanzados por Madonna estuvieron en la lista; además de ser la única artista de los 80s que se incluyó en la lista del nuevo milenio. Madonna estuvo presente en el conteo en las tres décadas: 80s, 90s, y 2000s, no sólo en con sus discos y singles, sino que además lo hizo en múltiples oportunidades.

N°38 – “CONFESSIONS ON A DANCEFLOOR”

“Confessions on a Dancefloor” podría haberse llamado fácilmente “Ghost of Madonnas Past”, a la vez un tributo al poder restaurador de la música dance (este fue el álbum de entrenamiento de la década si lo hubo) y un tratado sobre la música del cantante. propia fama (“Me he pasado toda la vida queriendo que hablen de ella”), en la que todos sus tics musicales pasan a primer plano (¿cantar en lenguas extranjeras? Check. ¿Himno faux-tribalistic? Check.). Las referencias al pasado están en todas partes, desde la muestra de ABBA de “Hung Up” hasta su tonta carta de amor a la ciudad donde comenzó, “I Love New York”, pero Madonna siempre ha sido una artista pop completamente posmoderna, y como Por ejemplo, canciones como “Hung Up”, Sorry” y “Forbidden Love” no son tanto retrocesos como actualizaciones del sonido disco con el que está en deuda.

N°31 – “MUSIC”

Aunque Madonna colaboraría con William Orbit en tres pistas en su seguimiento de “Ray of Light”, el álbum representó un cambio sísmico de la espiritualidad cálida y pegajosa de su predecesor (un Libro de Revelación para muchos fanáticos, anatema para otros). La producción desafiante, experimental, Eurotrashy, totalmente artificial de Mirwais, inundada de Auto-Tune y ritmos de Nintendo, estaba destinada a decepcionar a algunos, pero nadie hace una imitación como Madonna y, como es lógico, esta es también una de sus obras más conmovedoras, de la feminista “What It Feels Like for a Girl”, hasta “Paradise (Not for Me)”, que alude a Toni Morrison, hasta “Nobody’s Perfect”, una grabación lenta que nunca es menos que conmovedora.


LOS MEJORES SINGLES DE LOS 2000s

N°36 – “HUNG UP”

“Hung Up” emplea un reloj que hace tictac para representar el miedo al tiempo perdido, pero Madonna no está cantando sobre envejecer o salvar el mundo, está hablando sobre el amor. Habían pasado años desde que Madge sonaba tan inspirada. Con sus voces subidas de tono, una muestra de arpegio contagiosa de “Gimme Gimme Gimme (A Man After Midnight)” de ABBA, y el cambio de clave arquetípico e irónico del puente, la pista definitivamente apunta al pasado, y lo demostró, 20 años después en su carrera, Madonna seguía siendo la única Reina del Baile.

N°33 – “DON’T TELL ME”

Los coqueteos de Madonna en la era Y2K con la electrónica a menudo pueden rozar lo teórico, por lo que es un poco irónico que el único golpe de su aturdimiento Orbit-Mirwais que todavía lleva pistolas completamente cargadas sea también el más absorto en la ciencia del ritmo de la química. “Don’t Tell Me” es ante todo una mezcla: dos partes de maíz, una parte de falla, con cuerdas de discoteca confiables que sirven como catalizador. Sin embargo, lo que cierra el trato es que Madonna también está a bordo líricamente. Dile a la mantequilla de maní de las guitarras acústicas que se mantenga alejada del chocolate de los drones bajos digitales, pero no le digas a Madonna que no puede comerse las dos y escupir maná.

N°25 – “MUSIC”

Desde su título genérico hasta la interpretación vocal anónima de Madonna, “Music” es una hoja en blanco de una canción. A saber, la canción ha tenido casi tantos cambios de imagen como la propia Madonna. De acuerdo, no tantos, pero cada una de las giras de los artistas durante la última década ha presentado una nueva encarnación de la canción: electrónica inspirada en Kraftwerk, disco de los 70 y, más recientemente, hip-hop de los 80 (la siguiente encarnación lógica sería la casa de los 90). Si la música es realmente un lenguaje universal, entonces la “Música” —en todas sus meta reinvenciones y dialectos retro— podría ser la mejor prueba que tenemos de que la música realmente hace que la gente se una.


0 comments on “MADONNA EN LAS LISTAS DE “SLANT”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: