PERSONAL LIFE

BIO: “DISCO QUEEN EN PARIS”

Madonna en Paris 1979

Madonna y Dan Gilroy empezaron un fuerte romance. Tenían una relación muy unida y pronto se volvieron inseparables. Llevaban saliendo dos semanas cuando Jean Van Lieu Jean Claude Pellerin, dos productores musicales franceses que estaban detrás del éxito de la estrella disco europea Patrick Hernández abrieron audiciones para conseguir nuevos talentos que acompañen a Hernández en una gira. Aunque era desconocido prácticamente en Estados Unidos, la canción de Hernandez, “Born to be alive” era un éxito en las radios y clubes europeos. La audición era para conseguir bailarinas de soporte para el cantante pero los productores vieron algo más en esta joven desconocida y decidieron llevarla con ellos a París y convertirla en la nueva estrella de la música europea. Sin dudarlo, Madonna deja todo y parte hacia Francia a vivir su aventura. Dan Gilroy quedaría en New York con el corazón roto.

Patrick Hernandez recuerda: “Vimos inmediatamente que ella tenía algo distinto a las otras chicas. Asi que en lugar de seleccionarla para que bailase como una idiota detrás mío, la separamos de las demás. Queríamos llevarla a Francia para que pudiera grabar algo”.

Madonna llegó a París en Mayo de 1979. Era la primera vez que viajaba a Europa y fue llevada en limusine al departamento de Pellerin. Además de vivienda y chofer, sus nuevos empleadores le ofrecieron mucama, secretaria, profesor de canto y un presupuesto ilimitado para ropa. Todas las noches había cenas elegantes en restaurantes de lujo o fiestas en clubs exclusivos. Era como estar en un cuento de hadas, el sueño de toda joven que busca el estrellato. Estos desconocidos y sofisticados franceses, se presentaron un día como sus “hadas madrinas” y la llenaron de dinero, vestidos y la promesa de la fama.

Durante los tres meses que pasó en París, Madonna no hizo absolutamente nada importante referido a su carrera. Se sentía manipulada y bloqueada. Quería rescindir su contrato y dejar esa vida vacía en aquella ciudad que no terminaba de entender. Extraña sobre todo extrañaba a Dan cuyas cartas eran cada vez más insistentes y le recordaban que París podía costarle la oportunidad de ser famosa en Estados Unidos. Madonna ya decidida a regresar, no sabía como salir de aquella parafernalia parisina en la que se veía envuelta. Van Lieu y Pellerin la tenían prácticamente secuestrada. Madonna sola en París, sin entender ni una palabra y sin ningún conocido no encontraba la manera de poder escapar. Fue así como le dijo a sus jefes que deseaba visitar a su familia en Estados Unidos y para probar que regresaría, Madonna pidió un boleto con regreso y dejó toda su costosa ropa en París. “Madonna quería solo una cosa. Quería ser una estrella. Y cuando dejó París, prometió regresar siendo una”, recuerda la señora de Pellerin.

Madonna regresó a New York en Agosto de 1979. Sin casa, sin dinero y sin proyectos de carrera, ella volvió nuevamente al punto de partida. Aunque París la había convencido de que podía ser una estrella de rock, la joven regreso con esa idea en mente y no estaba dispuesta a abandonarla por nada del mundo. Pronto regresó con Dan Gilroy, se instaló con él su casa y comenzó una nueva etapa en su vida aprendiendo música.


1 comment on “BIO: “DISCO QUEEN EN PARIS”

  1. Pingback: NUM001: “REBEL” | THE M MAGAZINE

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: