MOVIES

“EVITA”: CRÓNICAS DEL “MAKING OF”


LA HISTORIA DE LA FILMACIÓN DE “EVITA” A LO LARGO DE TRES PAÍSES COMPLETAMENTE DIFERENTES. EL DETRÁS DE ESCENA Y TODOS LOS DETALLES DE LA REALIZACIÓN DE ESTA INCREÍBLE PELÍCULA.


Luego de años de tratativas, planificaciones y programación, finalmente el proyecto de “Evita” dirigida por Alan Parker estuvo en marcha. El director siempre había estado decidido a rodar en Argentina y en junio de 1995 se le concedió una audiencia con el presidente Carlos Menem. Tan pronto como recibió la noticia, tomó el primer avión a Buenos Aires, y rodeado de agentes del servicio secreto se reunió con el presidente en su residencia privada de Olivos. El presidente Menem se mostró comprensivo, pero como peronista quería que se respetara la memoria de Eva Perón (tenía un enorme retrato de Eva detrás del escritorio de su oficina) y desconfiaba mucho de una película de Evita debido a intentos anteriores de montar la producción. Parker necesitaba la ayuda del presidente y, lo más importante, el uso de la Casa Rosada, la casa oficial del gobierno, que ocupa un lugar destacado en la historia. Parker recuerda: “Cada vez que me reuní con uno de sus ministros durante los próximos seis meses, la respuesta era la misma: ‘no’. Querían ver el guión y les dije que, desde un punto de vista creativo, necesitaba la libertad de expresarme como mejor me pareciera. Siempre les prometí que sería una película equilibrada, y sentí que debía rodar parte de en Argentina se sumaría a la honestidad de la película. Había visitado el lugar de nacimiento de Eva, Los Toldos, el pueblo de Junín donde creció, y Chivilcoy, donde se llevó a cabo el funeral de su padre. Mi plan era al menos filmar allí los primeros años de Eva”. Después de visitar otros siete países, Parker decidió comenzar el rodaje en Buenos Aires, luego trasladarse a Budapest para replicar Buenos Aires como era en los años treinta y cuarenta. El equipo era principalmente de nacionalidad inglesa, con técnicos estadounidenses, franceses, escoceses e irlandeses.

Una vez finalizado el extenuante proceso de pre-producción, escogido el elenco y todo el equipo, la realización de la película inició formalmente en septiembre de 1995 cuando Madonna y todos los protagonistas viajaron a Londres para realizar las grabaciones del soundtrack en los CTS Studios. Madonna pasó casi tres meses en la capital inglesa con una intensiva agenda que intercalaba sus días de grabación con clases de canto y perfeccionamiento vocal (proceso que ya había comenzado a fines de 1994). Una vez finalizada la grabación de la música, en diciembre se realizaron todas las pruebas de vestuario y maquillaje de los actores y se dejó todo preparado para comenzar las filmaciones que se iniciarían en Argentina. Al final del artículo podrás disfrutar de tres documentales sobre el proceso de realización del film.


BUENOS AIRES

Madonna llegó a Buenos Aires el 21 de Enero de 1996, casi un mes antes de iniciar la filmación con el objetivo de ir acostumbrándose a la ciudad y realizar su propia investigación histórica acerca de Eva Perón. Durante el caluroso verano de Argentina, la cantante se reunió con varias personalidades de la sociedad, la cultura, la historia y la política del país, tanto peronistas como antiperonistas, para realizar entrevistas y obtener información acerca de los aspectos más íntimos y personales de Eva. Al llegar a la Argentina, el equipo se encontraría con una poco grata sorpresa al ver todo el escándalo y la polémica generada por ciertos grupos ultra peronistas y nacionalistas que intentaron impedir el rodaje. Madonna y Parker fueron recibidos con pintadas en los muros con las leyendas “Viva Evita, Fuera Madonna”. No sólo estaba el mito generado en torno a la ópera rock en donde se creía que se denigraba la figura de Eva Perón, sino que además, el director Parker, de nacionalidad inglesa, recordaba a los Argentinos uno de los períodos más dolorosos de su historia: la guerra por las Islas Malvinas contra los ingleses. Antes de iniciar el rodaje, Madonna realizó las pruebas de vestuario y maquillaje finales.

Finalmente el 12 de Febrero de 1996, comenzó el rodaje con las primeras escenas de la llegada de Evita joven a la gran ciudad. Las locaciones utilizadas en Buenos Aires fueron los barrios del sur como La Boca y Barracas, la estación de trenes de “Retiro” y la famosa villa 31, un barrio de emergencia ubicado en la zona de Retiro. En estas locaciones se interpretaron las canciones “Buenos Aires” y “Another Suitcase in Another Hall”.

Más tarde, todo el equipo se trasladó a las localidades cercanas de Uribelarrea y Zapiola en el partido de Lobos, un pueblo rural a 75 km de la capital. Allí, se filmó durante 4 días desde el 7 al 11 de Febrero. Escenarios ideales para recrear el ambiente en donde Eva Duarte pasó su infancia y luego, aquel Buenos Aires de los años 30 que la vio llegar junto al cantor de tangos Agustín Magaldi. Las escenas iniciales en donde vemos a Evita niña concurrir al velorio de su padre, que se desarrollan en el pueblo de Chivilcoy, se grabaron en la Iglesia Nuestra Señora del Luján de Uribelarrea, el cura párroco de la capilla, Domingo Chiófalo apareció en el film actuando de sí mismo. Alan Parker hizo pintar el edificio y colocar unos vitraux en la puerta que luego dejó como donación a la capilla.

Alan Parker, además hizo construir una réplica exacta de una casa original de 1920 que se hallaba en otro sitio del pueblo y colocarla frente a la iglesia para las contratomas. En estas escenas, interpreta a la madre de Evita, Juana Ibarguren, la conocida actriz argentina Lidia Catalano.

Contratomas desde la Iglesia Nuestra Señora de Luján y la réplica de la casa que Parker hizo construir especialmente para colocar al frente de la iglesia. En la misma zona, en un camino fuera del pueblo, se grabó la fabulosa escena del cortejo fúnebre del Señor Juan Duarte.

En Zapiola, donde transcurrió el quinto y sexto día, el 12 y 13 de Febrero, en donde se filmó una escena importante con Madonna, cuando Eva toma un convoy a Buenos Aires abandonado su vida rural, que corresponde a la canción “Eva and Magaldi”. Madonna llegó en helicóptero y paso una jornada entera de filmación regresando a Buenos Aires por la noche. El tren utilizado fue preparado en el Ferroclub de Remedios de Escalada, donde hay jubilados ferroviarios que se dedican a recomponer trenes y máquinas. Ahí elegimos una locomotora y el vagón que fue reparado por estos jubilados” rememora el escenógrafo.

El jueves 15 de Febrero, filmación continuó en Pilar, otra localidad al norte, muy cerca de Buenos Aires. La locación escogida fue el castillo Pando Carabassa, en el predio de la Asociación Argentina de Polo. El viernes 16, en horas del mediodía, el elenco de “Evita” tenía previsto dar vida a uno de los temas de la ópera-rock: el primer contacto de Eva Duarte con la aristocracia argentina. Cuarenta camiones, vans y combis varias habían tomado literalmente el amplio predio. El equipo de filmación comenzó a instalarse a las 7 de la mañana y las primeras tomas se realizaron a las 8.30. Antonio Banderas llegó a media mañana en un Mercedes Benz con vidrios polarizados y tras un breve paso por camarines, fue directamente al set de filmación instalado en el amplio parque. A las 13.30 horas, llegó Madonna a bordo de un helicóptero. 14:45 tenía horario para el rodaje, mientras su doble ensayaba las escenas que la diva filmaría un rato más tarde con los extras vestidos con gruesa indumentaria de época. A las 16:30, comenzaron las tomas con Madonna (ya estábamos adentro del predio presenciando la filmación y el actor inglés, Jonathan Pryce, que personifica a Juan Perón, vestido de militar. Finalizada la sesión, Madonna quedó en libertad de acción siendo trasladada en una combi hasta su camerino, ubicado detrás del castillo. Tras un breve descanso de 30 minutos, se retiró en el mismo helicóptero que la había traído. Mientras tanto, el equipo de filmación seguía rodando escenas con los extras (alrededor de 250) que iban hacia la cancha de polo y luego presenciaban un partido.

El rodaje en Buenos Aires estaba promediando y todavía no se lograba el permiso para filmar en la Casa Rosada. Madonna decidió tener una reunión privada con el presidente Menem para intentar convencerlo. La cantante concurrió con un CD de “Don’t Cry for Me Argentina” para demostrar la calidad de su trabajo. Luego de esta reunión privada, hubo una segunda reunión en la residencia de Olivos, en donde participó Alan Parker, Jonathan Pryce y Antonio Banderas, como así también la hija del presidente Menem, Zulemita. Luego de varios minutos de conversación formal, el presidente accede al permiso de filmar en la Casa Rosada, como así también de utilizar cualquier otro edifico público que se necesitase.

Dos de los días más importantes de la filmación fueron la noche del 09 y 10 de Marzo, en donde se filmó la mítica escena en el balcón de la Casa Rosada mientras Madonna interpreta “Don’t Cry for Me Argentina”. Madonna salió al balcón frente a 4000 extras ubicados en la Plaza de Mayo. La jornada duró toda la noche del sábado hasta la madrugada del domingo en donde se realizaron las tomas de frente a la casa de gobierno y los planos generales del balcón. Al día siguiente, se repitió la misma escena pero esta vez a la inversa, es decir desde el balcón hacia la multitud. Las filmaciones en Buenos Aires se completaron con algunas escenas en el club hípico y en el campo de polo y luego de 6 semanas de rodaje en Argentina, el proceso culminó el 18 de Marzo de 1996.


BUDAPEST

Luego de dos días de escala en New York, Madonna arriba a Budapest para continuar el rodaje de “Evita”. En la ciudad, que por su estilo era muy similar a Buenos Aires, se decidió realizar ciertas escenas de la vida de Eva Perón, como la ceremonia de matrimonio, y el segmento de la canción “Santa Evita”, “Your Little Body Slowsly Breaking Down” y “Lament” en donde Madonna y Pryce grabaron en vivo el sonido de las escenas (por lo que las versiones son distintas al soundrack) y fundamentalmente, la impresionante escena del funeral de Eva, que da inicio a la película. En Hungría, el proyecto más grande fue preparar y filmar el funeral de estado de Eva Peron. Parker y el equipo habían investigado kilómetros de metraje documental y querían una réplica exacta de su cortejo. El departamento de vestuario, que estaba preparado para la filmación el primer día de rodaje, comenzó a colocar y vestir a los extras a las 3:30 a.m. La hoja de llamadas decía lo siguiente: 4,000 personas para incluir; 50 policías montados, más caballos; 200 soldados; 50 oficiales del ejército; Policía de 50 pies; 60 marineros; 60 enfermeras; 300 mujeres de clase trabajadora; 100 mujeres de clase alta; 51 descamisados; 20 oficiales navales; 12 policías navales; 300 hombres de la clase trabajadora; 15 guardias de palacio; 8 portadores del féretro; 60 cadetes de la marina; 60 cadetes del ejército; 300 mujeres de clase media; 300 hombres de clase media; 100 hombres Aristo; 100 niños; 100 niñas; Fondo 200 hombres y 200 mujeres; 1.400 personas de mulitud de fondo; carro de armas; ataúd; 4 motocicletas del ejército; 2 motocicletas de la policía; 6 portadores Bren; 2 vehículos militares semioruga; 2 tanques fox; 4 camiones del ejército; Flotador CGT, ete. etc. Milagrosamente, esta procesión gigante estaba lista para filmar a las 10:30 a.m., y la escena fue filmada durante los siguientes dos días.


Algunas otras tomas se realizaron en la Basílica Saint Stephens, pero como la iglesia había prohibido el ingreso de Madonna al edificio, se realizaron sólo tomas exteriores. La cantante comentó en sus diarios el impresionante frio que tuvo que soportar durante las tomas exteriores (la totalidad de ellas) en Budapest. Durante la estadía de Madonna en Budapest, se confirmó la noticia de su embarazo. Además, en esta ciudad se realizó el portfolio a cargo de Mario Testino que luego se usaría en la portada de la revista “Vanity Fair”.


LONDRES


La filmación de “Evita” continuó en los Shepperton Studios en Londres; se llevaron a cabo durante todo el mes de Mayo y fueron exclusivamente en interiores (por lo que no hay demasiadas fotografías). Madonna compartio algunas escenas con el bailarín Luca Tommassini, quien la habría acompañado durante su gira “The Girlie Show”. Steven Meisel tomó fotos de Madonna en los estudios para la nota especial de la revista “Vogue”. La filmación en Londres finalizó exactamente a las 2 am del 30 de Mayo de 1996.


DOCUMENTALES DEL MAKING OF


0 comments on ““EVITA”: CRÓNICAS DEL “MAKING OF”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: